You are here:

El primer paso para convertirse en una ciudad inteligente.

Marcelo Morinari, Director de Ingenieros de Sistemas LATAM de Ruckus Wireless nos platica sobre los desafíos que deben enfrentar las ciudades para ser “inteligentes”.

El primer desafío es adaptarse a la gran cantidad de desafíos tecnológicos que mantienen una gran brecha tecnológica, esto es, que los países y gobernantes actúen y adopten a gran medida la tecnología para hacer más eficiente todos los procesos de la vida de una ciudad que está conectada al internet.

Un ejemplo de todo ello es el transporte, el alumbrado, el agua, la seguridad y toda la gama de servicios públicos que los gobiernos están obligados a ofrecer a sus ciudadanos deben adoptar alternativas tecnológicas que hagan más eficientes estos servicios. Las ciudades inteligentes aprovechan los sensores que detectan con el cambio de horario para alumbrar las calles, el agua deja de llegar a los tinacos si estos se detectan llenos y eso evita que se desperdicie, los automovilistas pueden reportar baches o desperfectos en las calles, la publación puede prevenirse si a los celulares les llega la alarma sísmica, las cámaras pueden ser instaladas en toda la ciudad para detectar robos en las calles, un comando de voz puede enviar una alerta a la seguridad de las personas si estás son secuestradas, los carros de basura pueden enviar una señal de acercamiento a los celulares para que los hogares preparen sus botes de basura, y así un largo etc., puede hacer como se dice, más eficiente una ciudad y esta convertirse en una ciudad inteligente.

Tan simple y fácil es definir este gran paso para convertirse en una ciudad inteligente con tan solo hacer uso de las tecnologías inalámbricas, contamos con el wifi y la entrada del lifi, tuvimos el infrarojo para compartir datos así mismo con el bluethot que en sus tiempos han sido usados muy bien, de hecho los hogares ya están implementando estas tecnologías al tener sus aparatos conectados entre si como los controles remotos en celulares para prender o apagar la tv, la luz, el boiler, ordenar al refrigerador descongele los alimentos, abrir la puerta del garaje, o programar la estufa para cocinar los alimentos. Todo ello con la tenología inalámbrica.

De acuerdo con el Infobrief de IDC, la conectividad Wi-Fi ofrece la capa fundamental para una ciudad inteligente, así como otros beneficios, entre los que se destacan:

  • Brindar servicios a residentes, estudiantes, visitantes y turistas: la gente espera conectarse siempre y esto debe ser posible incluso cuando se encuentra en los límites de la ciudad. El Wi-Fi ayuda a las ciudades a cumplir con las expectativas de toda la gente.

  • Reducir la brecha digital: más del 30% de la población mundial aún no tiene acceso a Internet. En la economía digital de hoy, es vital que quien desee acceder a Internet pueda hacerlo. El Wi-Fi puede ayudar a las ciudades a reducir esta brecha digital.

 

  • Habilitar servicios de IoT: como se mencionó anteriormente, el IoT será enorme. Sin embargo, el mercado de IoT está fragmentado y apostar actualmente a qué tecnología implementar puede ser arriesgado. El Wi-Fi no sólo soporta algunas aplicaciones de IoT sino que también puede ser un habilitador de las soluciones relacionadas al soportar múltiples tecnologías inalámbricas IoT.

La conectividad Wi-Fi llegó para quedarse con tecnología probada, y le ofrece hoy a las ciudades una gran cantidad de beneficios, entre los que se incluyen conectividad, datos y otros conocimientos que lo hacen más inteligente. El Wi-Fi público ya está aquí y lo estará en el futuro. Como uno de los casos de uso más utilizados en las ciudades inteligentes, es el primer gran paso para que las ciudades se vuelvan ‘inteligentes’.

Copyright © viveradio 2017

Template by Joomla Themes & Projektowanie stron internetowych.