You are here:

El Sacrificio del Siervo Sagrado

 

¿Qué pasaría si tuvieras que sacrificar a alguien de tu familia por el bien de ésta? ¿A quién matarías? Esta idea terrorífica es el punto central de la película ‘El sacrificio del siervo sagrado’ (The Killing of a Sacred Deer), que consigue romperle la cabeza a todo el que la ve, aún mucho después de salir de la sala del cine.

 

Sin más preámbulo, la trama se centra en la historia de una familia acomodada, en la que Steven (Colin Farrel), un cirujano cardiológico, se encuentra casado con Anna (Nicole Kidman), una oftalmóloga reconocida, quienes tienen una vida feliz y rutinaria con sus dos hijos, Kim (Raffey Cassidy) y Bob (Sunny Suljic), hasta que Steven crea una amistad con Martin( Barry Keoghan), un niño de dieciséis años sin padre y al que busca proteger. De esta forma, la vida de toda la familia se vuelve un caos, es así como Steven se verá forzado a hacer un sacrificio para no perderlo todo.

Una película del director Yorgos Lanthimos, que ya nos había mostrado en películas como ‘La langosta’, o ‘Canino’ cómo desafiaba absurdas normas sociales, pero que en este nuevo film pretende ir mucho más allá logrando un shock completo en el espectador.

La estética de la película es espectacular, la paleta de colores fríos y tonos claros nos hace sentir aún más el vacío emocional presente en los diálogos, que suelen ser a veces algo lineales desde la parte narrativa y que parecieran llevarnos hacia ninguna parte, lo que hace crecer aún más el misterio, dejándonos atrapados en una terrible situación con grandes dilemas.

Un horror psicológico y emocional delicioso, que nos mantiene tensos, frustrados, impotentes y con un malestar constante a lo largo de la película y con una opresión en el estómago que hasta cierto punto se agradece, dejándonos totalmente cautivados hasta el final de la película (donde la tensión aumenta el doble, por cierto).

Una rara extrañez nos persigue en esta cinta, cuestionándonos demasiadas preguntas, pero sin ofrecer respuestas, y haciéndonos rogar por ver con más entusiasmo y suspenso escena tras escena, que por cierto demuestran cierto homenaje a Stanley Kubrick y nos remontan hasta la tragedia griega clásica, con la historia de Agamenón y el sacrificio de su hija Ifigenia.

La actuación que más glorificamos es la del espeluznante Barry Keoghan que nos hace odiarlo totalmente por su magnifico papel como Martin, de quien recordaremos con mucho temor su mirada desviada y distraída pero totalmente intimidante, las actuaciones de Colin Farrel y Nicole Kidman resultan fuertes e imponentes.

La música cuenta con un papel principal para envolvernos en esa atmósfera de terror y suspenso, como la del chelista Siegried y la acordeonista Janne Rättya, así como la inolvidable canción de Ellie Gouldin, sacada de contexto para provocar un efecto totalmente inesperado.

No hay duda de que ‘El sacrificio del siervo sagrado’ es una película fascinante que debes ver si eres fan del terror psicológico y que nos espera en las salas de la Cineteca Nacional y en algunos cines de la Ciudad de México.

 

 

¿Qué pasaría si tuvieras que sacrificar a alguien de tu familia por el bien de ésta? ¿A quién matarías? Esta idea terrorífica es el punto central de la película ‘El sacrificio del siervo sagrado’ (The Killing of a Sacred Deer), que consigue romperle la cabeza a todo el que la ve, aún mucho después de salir de la sala del cine.

Sin más preámbulo, la trama se centra en la historia de una familia acomodada, en la que Steven (Colin Farrel), un cirujano cardiológico, se encuentra casado con Anna (Nicole Kidman), una oftalmóloga reconocida, quienes tienen una vida feliz y rutinaria con sus dos hijos, Kim (Raffey Cassidy) y Bob (Sunny Suljic), hasta que Steven crea una amistad con Martin( Barry Keoghan), un niño de dieciséis años sin padre y al que busca proteger. De esta forma, la vida de toda la familia se vuelve un caos, es así como Steven se verá forzado a hacer un sacrificio para no perderlo todo.

Una película del director Yorgos Lanthimos, que ya nos había mostrado en películas como ‘La langosta’, o ‘Canino’ cómo desafiaba absurdas normas sociales, pero que en este nuevo film pretende ir mucho más allá logrando un shock completo en el espectador.

La estética de la película es espectacular, la paleta de colores fríos y tonos claros nos hace sentir aún más el vacío emocional presente en los diálogos, que suelen ser a veces algo lineales desde la parte narrativa y que parecieran llevarnos hacia ninguna parte, lo que hace crecer aún más el misterio, dejándonos atrapados en una terrible situación con grandes dilemas.

Un horror psicológico y emocional delicioso, que nos mantiene tensos, frustrados, impotentes y con un malestar constante a lo largo de la película y con una opresión en el estómago que hasta cierto punto se agradece, dejándonos totalmente cautivados hasta el final de la película (donde la tensión aumenta el doble, por cierto).

Una rara extrañez nos persigue en esta cinta, cuestionándonos demasiadas preguntas, pero sin ofrecer respuestas, y haciéndonos rogar por ver con más entusiasmo y suspenso escena tras escena, que por cierto demuestran cierto homenaje a Stanley Kubrick y nos remontan hasta la tragedia griega clásica, con la historia de Agamenón y el sacrificio de su hija Ifigenia.

La actuación que más glorificamos es la del espeluznante Barry Keoghan que nos hace odiarlo totalmente por su magnifico papel como Martin, de quien recordaremos con mucho temor su mirada desviada y distraída pero totalmente intimidante, las actuaciones de Colin Farrel y Nicole Kidman resultan fuertes e imponentes.

La música cuenta con un papel principal para envolvernos en esa atmósfera de terror y suspenso, como la del chelista Siegried y la acordeonista Janne Rättya, así como la inolvidable canción de Ellie Gouldin, sacada de contexto para provocar un efecto totalmente inesperado.

No hay duda de que ‘El sacrificio del siervo sagrado’ es una película fascinante que debes ver si eres fan del terror psicológico y que nos espera en las salas de la Cineteca Nacional y en algunos cines de la Ciudad de México.

 

Print PDF

Copyright © viveradio 2018

Template by Joomla Themes & Projektowanie stron internetowych.