You are here:

Leonora Carrington, la Diosa blanca

 

El Museo de Arte Moderno alberga una fascinante colección de la pintora, ícono del surrealismo, Leonora Carrington, quien llegó a México en el año 1942 junto a su esposo, el escritor y poeta, Renato Leduc, después de escaparse de una Europa devastada por la guerra.

En la exposición se pueden observar distintas facetas de la pintora y escritora tanto de sus obras como de su vida personal.

Carrington nace en Inglaterra; rebelde, inteligente y talentosa por naturaleza va nutriéndose de los cuentos y mitos de Irlanda que le transmitían su madre, su abuela y su nana, así como de la lectura de clásicos ingleses como “Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carroll.

Es su primer esposo, el artista Max Ernst, quien la integra a su círculo de amigos surrealistas en donde la pintora comenzaría a cultivar los primeros esbozos de lo que sería una magnífica carrera artística.

En las paredes del museo se encuentran diversas frases, una de ellas: “Todo lo que aprendí en el arte y en la vida lo aprendí de Max”, frase de Carrington referente a su exesposo la cual muestra cuán importante fue éste en su vida y del cual tuvo que separarse a causa de la guerra.

Después de su llegada a México, la pintora se incorpora al grupo de artistas exiliados, los cuales huyen del franquismo y de la persecución nazi, es el presidente Lázaro Cárdenas quien abre las fronteras como un gesto de solidaridad hacia los refugiados creando así un gran beneficio cultural para nuestro país.

Una obra que constituye una fuerte revelación en la vida de la pintora es La Diosa blanca de Robert Graves, centrada en un estudio académico sobre las religiones arcaicas previas al patriarcado en busca de la recuperación de la imagen de las diosas, símbolo que adopta Carrington para enarbolar la recuperación del poder femenino y que se puede observar en diversas pinturas a lo largo de esta exposición.

Los animales son también parte importante en la carrera de la pintora inglesa, los vuelve protagonistas de muchas de sus obras, incluso mezcla a los humanos con ellos creando híbridos fantásticos con los cuales busca expresar la importancia de ambos, así como su creencia en el mito indígena del nahual.

Las obras de Carrington tienen un gran compromiso social, mediante ellas expresa su afín al feminismo, una corriente con la cual empatizó a lo largo de su vida e incluso participo en movimientos como “Mujeres conciencia”. Su afín a la ecología; consideraba que los seres humanos somos el peor animal porque destruimos la naturaleza, a nuestros semejantes y a nosotros mismos. Y, por último, su afín a movimientos sociales como el de 1968 hecho que culminaría en la matanza de Tlatelolco y que inspiraría a Leonora a realizar obras de gran contenido político criticando dicho suceso y por el cual decidiría irse del país llevando consigo a sus hijos, estudiantes de la UNAM en ese momento.

Hay una obra en especial que ilustra el vínculo que Leonora Carrington sostuvo con nuestro país, “El mundo mágico de los mayas”, la cual pintó en 1963 como encargo para el Museo Nacional de Antropología. Realizó esta obra después de vivir una larga temporada en Chiapas y estar en contacto con poblaciones indígenas, por lo cual tiene una gran carga de identidad nacional para nosotros.

La exposición es imperdible, sumérgete al mundo fantástico de la Diosa Blanca, estará en exhibición hasta el 23 de septiembre, la entrada es libre los domingos y para estudiantes, maestros y personas con la tarjeta INAPAM vigente.

Los demás días y sin ningún tipo de credencial de descuento tiene un costo de 65 pesos.

El horario es de martes a domingo, de las 10:15 a las 17:30 horas.

Print PDF

Copyright © viveradio 2018

Template by Joomla Themes & Projektowanie stron internetowych.